Nicaragua,

Patria libre para vivir

La insurrección de los nietos de la Revolución sandinista












Una película documental de Daniel Rodríguez Moya

SINOPSIS


Agosto de 2018. Han pasado cuatro meses desde que en Nicaragua una insurrección popular sin precedentes desde 1979 pusiera en jaque al gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo, convertido en una dictadura de facto. Los muertos se cuentan por centenares, así como los desaparecidos y los presos políticos. Las fuerzas policiales y, especialmente, paramilitares han desencadenado una cacería casa por casa para encarcelar a los principales líderes de las revueltas, entre los que se encuentran campesinos, periodistas, medioambientalistas y antiguos guerrilleros sandinistas. 


En este contexto de terror, un periodista español y doctor universitario especializado en la Revolución Sandinista se infiltra en la resistencia al régimen de Ortega para conocer de primera mano la naturaleza de unas protestas que van más allá de una revuelta más. Con un estilo directo y con una narrativa que va de lo más puramente literario a lo estrictamente periodístico, en la película se logran valiosísimos testimonios de protagonistas que poco después tuvieron que salir al exilio o fueron encarcelados por el régimen de Ortega. 


Desde el papel de la Iglesia Católica,  las feministas, el colectivo LGBT, el carácter esotérico del régimen orteguista, el rol de las clases más humildes como el campesinado, el protagonismo de los estudiantes, a los que se acusaba meses antes de carecer de inquietudes sociales y políticas o la construcción de nuevos liderazgos se van desgranando a lo largo de la película, siempre con la amenaza permanente de ser interceptados por las fuerzas represivas del régimen. Testimonios que configuran todas las caras de una insurrección popular que ha apostado por la vía pacífica y que ha transformado la vieja consigna de la revolución sandinista “Patria libre o morir” en la esperanzadora “Patria libre para vivir”.


CONTEXTO: 

La insurrección de abril de 2018

El 18 de abril de 2018 una manifestación pacífica en Nicaragua que exigía que el gobierno diera marcha atrás en sus políticas de pensiones estalla en una revuelta social sin precedentes desde 1979, cuando el Frente Sandinista de Liberación Nacional derroca a la dictadura de la dinastía de los Somoza. 

 

Han pasado casi cuarenta años del triunfo de la revolución. En este tiempo ha caído el muro de Berlín, se ha desintegrado la Unión Soviética, el terrorismo internacional ha alcanzado un protagonismo preocupante y el narcotráfico y la violencia son la moneda de cambio en muchos países de América Latina. 

 

En Nicaragua en 2007 volvieron los sandinistas al poder tras 17 años de gobiernos neoliberales. Pero ya no son los mismos. ¿Cómo los antaño libertadores son ahora los opresores?. Este trabajo se adentra en el corazón de la denomidada insurrección de abril a través de las voces de los que hace cuarenta años estuvieron al frente de la revolución y de los que hoy desafían la represión en las calles, de los nietos de la revolución y, sobre todo, de los hijos y nietos de aquella revolución que ahora repudian al comandante Daniel Ortega, al que consideran un nuevo dictador que ha superado los desmanes de la dinastía Somoza.

 

Desde el estallido de las primeras protestas más de 500 personas, según organismos internacionales de absoluta solvencia como Naciones Unidas, Amnistía Internacional o Human Right Watch han sido asesinadas en el país por la policía y fuerzas paramilitares afines al gobierno. Además hay dos millares de heridos y cientos de presos políticos, entre ellos algunos de los más destacados periodistas del país, por el mero hecho de haber participado en las protestas contra el gobierno.






El tratamiento temático gira en torno a los testimonios personales de los principales protagonistas de esta insurrección popular. Líderes campesinos, estudiantiles, eclesiásticos y de la sociedad civil tejen una historia que se entrelaza con la visión de algunos de los protagonistas de la revolución de 1979 para explicar el porqué Nicaragua se ha vuelto a alzar contra una nueva dictadura. 

 

 

El documental establece algunos paralelos históricos entre una y otra lucha, mostrando las importantes similitudes entre ambos procesos históricos pero también incicdiendo las importantes diferencias, especialmente la renuncia de esta nueva insurrección a la lucha armada y la apuesta por la vía pacífica y la lucha cívica. 

 

Muchos de los testimonios se recogen en un momento en el que las fuerzas paramilitares y policiales asedian casa por casa buscando a los principales líderes de la insurrección, en una Nicaragua en toque de queda de facto. Son testimonios tomados en casas de seguridad bajo el asedio. Otros han sido tomados en países en los que estos personajes han tenido que exiliarse, como Costa Rica o España, desde donde continúan las actividades subversivas. 

 

Del mismo modo, se narran historias del día a día de la represión en Nicaragua tales como la situación de los miles de heridos, que tienen prohibida la atención médica en los hospitales públicos y son atendidos en casas de seguridad de manera clandestina por médicos que se juegan su carrera profesional e incluso la libertad. Asimismo, la película también se acerca a la dramática situación de los más de 50.000 exiliados que han tenido que huir del país y que han desbordado todas las previsiones de acogimiento en Costa Rica, donde se hacinan en albergues improvisados.


TRATAMIENTO Y ENFOQUE: 

UNA HISTORIA CORAL 

Dirección

Daniel Rodríguez Moya

Es un escritor y periodista español especializado en historia de Nicaragua del siglo XX. Su tesis doctoral, con la que obtuvo la calificación de Sobresaliente Cum laude, está dedicada a las implicaciones culturales y educativas de la Revolución Sandinista en Nicaragua.

 

Como realizador, es autor de trabajos como el documental Me gustan los poemas y me gusta la vida, acerca de los talleres de poesía en Nicaragua en un hospital para niños con cáncer, con el que fue finalista en el Al Jazeera International Documentary Film Festival de 2015. También es autor del documental Brigadistas (2016), acerca de los voluntarios españoles que alfabetizaron en Nicaragua en 1980.

 

En su faceta literaria, fue elegido por cerca de 100 universidades (Harvard, Oxford, Princeton, Columbia, La Sorbone...) uno de los autores más relevantes de su generación para el volumen El canon abierto: última poesía en español . Su obra literaria ha sido publicada en varios países y traducida a diferentes idiomas.